lunes, 21 de agosto de 2017

121 - Panamá


Ciudad de Panamá

Vista del centro financiero de la ciudad de Panamá tomada desde el piso 30 del hotel Hard Rock (65 pisos); frente al edificio verde en forma de tornillo está la empresa Mossack Fonseca, que tomó trascendencia mundial a partir de la publicación de nombres vinculados a los llamados “Panama papers”, es considerado un “paraísos fiscal” donde los político corruptos guardan el dinero mal habido y también lo hacen empresarios que trabajan en “Infiernos fiscales” como Argentina.

Hotel Hard Rock de 65 pisos en la zona céntrica de Panamá

El casco viejo de la ciudad de Panamá

El casco viejo de la ciudad es muy lindo y está bien cuidado, tiene edificios e iglesias de las primeras épocas de la colonia, es indispensable un guía para no perder detalles, después los llevarán a visitar el canal.


El mercado del canal y los puertos vinculados (foto: museo del canal)

En una entrada anterior hablamos del sudeste asiático, donde el estrecho de Malaca es paso obligado entre oriente y occidente, el canal de Panamá, es el segundo en importancia para el comercio mundial actual. Por Malaca que es un estrecho natural el hombre ha pasado desde que aprendió a navegar hace miles de años y por el canal de Panamá desde 1914 cuando se inaugura esta gran obra de ingeniería.


Canal de Panamá, esclusas de Miraflores sobre el Pacífico


Un barco transportando autos entre Corea y Europa

Por el canal pasan unos 14.000 barcos por año, transportando unos 300 millones de toneladas. El costo de pasar en 8 horas de un océano a otro es de 80.000 dólares en promedio. El costo se calcula descontando 10 a 15% lo que costaría navegar hasta el Cabo de Hornos tardando unos 10 días más para llegar a destino.


Vista actual de la ciudad nueva de Panamá sobre el Pacífico

En el grupo de edificio a la derecha está la torre Trump, con forma de vela:



Torre Trump en la zona más exclusiva de Panamá

Autopista a Colón

Por esta autopista nos trasladamos a Colón donde están las otras exclusas del lado del Atlántico, cuando los españoles descubrieron las inmensas riquezas que había en América y en especial en los Andes, próximas al océano Pacífico, el oro en Perú y sobre todo la mina de plata de Potosí en el alto Perú (actual Bolivia), el desafío era como transportarlas hasta España.  El estrecho de Magallanes, el canal de Beagle o el Cabo de Hornos eran muy distantes y peligrosos para las embarcaciones de la época, tanto las cargadas con mercancías como para los piratas que las asaltaban, decidieron entonces transportar las cargas por mar desde Arica o desde el Callao hasta el istmo de Panamá y luego pasarlas por tierra, sobre mulas, carretas y a veces embarcaciones por ríos hasta el Atlántico. En 1597 se funda la ciudad de Portobello al fondo de una bahía del mar Caribe muy apta para su defensa. Está a unos 50 Km al noreste de Colón y de las esclusas del canal de Panamá del lado del Atlántico.



Portobello en Panamá

Había tres puertos sobre el mar Caribe donde se acumulaba la riqueza de América para ser enviada a Europa, o bien intercambiada en las ferias locales por productos europeos que necesitaban las colonias para su desarrollo, eran: Veracruz en Méjico, Portobello en Panamá y Cartagena de indias en la actual Colombia. Existía también una ruta por el pacífico que pasaba por Manila en Filipinas y que servía para el intercambio de productos con China.

Portobello estuvo amurallada y fortificada desde un principio para cuidar las mercancías y metales preciosos que se acumulaban esperando ser embarcadas, no obstante fue atacada numerosas veces, al igual que otras ciudades que también almacenaban mercancías valiosas, como Cartagena de Indias que veremos más adelante.


Esclusas de Gatún de lado Atlántico



Barrio de la Ciudad de Colón

Por último la foto anterior de un barrio pobre pero representativo de la ciudad de Colón, muestra la distancia entre la riqueza de la ciudad de Panamá y ésta en el otro extremo del canal. Queda claro una vez más que un paso marítimo o terrestre no es por sí solo una fuente de riqueza, el canal aporta menos de un 3% al PBI de Panamá.

domingo, 26 de marzo de 2017

120 - Emiratos Árabes


Dubái
El Burj Khalifa en Dubái

Como última escala del viaje iniciado en Singapur (Post 112), arribamos a Dubái para visitar los Emiratos Árabes, en la foto anterior el edificio más alto del mundo en la ciudad de Dubái, una verdadera maravilla de la arquitectura moderna. 

Avenida en  el “tronco” de una isla artificial en forma de palmera en Dubái

Dubái tiene una entrada de mar de unos 10 km llamada Dubái Creek que divide a la ciudad en la parte moderna y rica de la parte antigua donde están los “zocos” que son  mercados tradicionales de los países árabes, están los zocos de las especies, de las telas, del oro y en cada zoco hay varios comercios dedicados al mismo rubro, el del oro es toda una calle y las vidrieras están atiborradas de oro.


Un comercio de oro en un zoco de Dubái 

Antes del descubrimiento del petróleo, el creek de Dubái era un puerto donde se comerciaba con perlas y con oro, en la actualidad el turismo tiene un papel muy importante y potencia todos estos mercados. 
Barcos restaurant que recorren el creek de Dubái


Por las noches se pueden tomar embarcaciones que son a su vez restaurantes con espectáculos y recorren todo el creek.

Abu Dabi

 

Gran Mezquita del Sheikh Zayed

En la foto anterior se ve  la Gran Mezquita del Sheikh Zayed, la más lujosa del mundo, la más grande está en La Meca en Arabia Saudita.

Interior de la mezquita

 La alfombra que es la más grande del mundo pesa 47 toneladas y fue hecha por 1200 mujeres iraníes.

Hotel Emirates Palace

Puerta de entrada al inmenso hotel que se ve al fondo, detrás están las playas sobre el Golfo Pérsico.


Edificios modernos cerca del hotel anterior

La península Arábiga

La península Arábiga es la continuación del desierto de Sahara en África, consecuencia de los vientos alisios, la ubicación de esta península está a mitad de camino entre Europa y los gigantes de oriente India y China, está rodeada de mares y siempre fue paso obligado de la ruta marítima de las especies en el océano Índico entonces llamado mar de Eritrea. Sabiendo que este amplísimo territorio tuvo escasa población nómade y que estuvo al margen de todos los imperios que se sucedieron alrededor del mar Mediterráneo, concluimos que la ubicación geográfica solamente no es garantía de desarrollo. Estos países solo pudieron crecer y en forma espectacular, a partir de la explotación del petróleo y en especial los emiratos  al ser un protectorado inglés que le permitió a los jeques actuales prepararse en Londres para manejar estos  recursos no renovables en una forma inteligente y apuntando a un futuro sin dependencia del petróleo.

Vuelos en tiempo real [1]

Pero también fue el despertar económico de los tigres asiáticos y la desregulación del tráfico aéreo mundial, lo que determinó que los países del golfo pudieran aprovechar su posición geográfica estratégica como centros de conexión aérea (hubs), con gran flujo de vuelos intercontinentales, se estima que en pocos años alcanzarán a 500 millones de pasajeros por año.

La imagen anterior es la captura de pantalla de una página de seguimiento de vuelos online [1], donde se aprecia la “nube” de aviones procedentes de Europa que van con destinos del sudeste asiático, China, Australia, etc. En realidad en esta visita aprovechamos esta escala obligada para cambiar de avión. Salimos de Buenos Aires en un avión de unos 300 asientos que hizo escala en Río de Janeiro para tomar más pasajeros y de ahí cruzar el Atlántico, el continente africano, la península arábiga y por fin aterrizar en Dubái, pero en este gigantesco aeropuerto  cambiamos a un Airbus 380 con 853 asientos situados en tres niveles con el que volamos a Singapur, otro hub importante con el mejor aeropuerto del mundo.



Aeropuerto de Dubái hub de la línea Emirates.

Despidiéndonos de Asia, digamos a modo de resumen que los países visitados abarcan los lugares donde nació la cultura occidental, la greco-romana que era politeísta en sus comienzos y también donde nacieron las tres religiones monoteístas, con origen común en la tradición judía. Esta última fue profundamente influida en el período helenístico que duro unos tres siglos sobre todo desde la ciudad de Alejandría.

Alejandría era un glamoroso centro cultural y artístico donde estaba la famosa biblioteca que llevaba su nombre, pero el destino quiso que aquellos pueblos que habían sido educados en la búsqueda de la verdad a través de la filosofía, que es la forma racional de investigar lo sobrenatural, después, con el aprovechamiento político de la iglesia cristiana en el ocaso del imperio romano de occidente y durante el imperio bizantino, los cristianos primero y los islámicos después, atacaron Alejandría por ser pagana, acabando  con la última luz de razón que quedaba en el mundo  y se iniciaban así mil años de oscurantismo donde la razón fue reemplazada por las verdades reveladas por un Dios iracundo y violento.



martes, 11 de octubre de 2016

119 - Nepal

Cuando en febrero de 2015, tomamos en Varanasi (India) un vuelo hacia Katmandú, capital de Nepal, no imaginamos estar entre los últimos turistas en ver los templos medievales, que junto a otros edificios, se derrumbaron por el terremoto en abril de ese año, que dejó más de 7.000 muertos.

Vista desde el avión llegando a Katmandú


Con la cordillera más alta del mundo, el Himalaya, siendo parte de la cuenca de los ríos Indo y  Ganges,  una zona de colinas con cultivos en terrazas y los valles donde se asientan las ciudades entre los cuales está Katmandú, se define el escenario de un país muy pintoresco, con una historia que se pierde en los siglos,  lugar de paso de las rutas comerciales con oriente, lugar de nacimiento de Buda unos 400 años a. de C., una población heterogénea, distinta en general a la que vemos en la India pero con su misma religión, el hinduismo y su mismo sistema de castas.
 
Plaza Durbar de Katmandú

Durbar es un término que tiene varios sentidos, aquí se aplica a las plazas donde estaban los palacios reales, que en el valle de Katmandú son tres, todas Patrimonio de la Humanidad: Katmandú, Patán y Bhaktapur, pertenecientes a tres reinos anteriores a la unificación.

Pasear por cualquiera de estas plazas pone a prueba la capacidad de asombro, desde visitar el templo donde vive la Kumari, diosa vivientes impúber, entrar a los templos abarrotados de elementos litúrgicos, como las ruedas de la vida, plazoletas llenas de palomas, terneros, perros durmiendo plácidamente y monos saltando de un lado a otro; quien observe sobre todo en los templos, comprobará que en los soportes que apuntalan los voladizos de los techos hay talladas una gran cantidad de figuras eróticas en todas las posiciones imaginables.

Palacio donde vive la Kumari

En este palacio vive la diosa viviente desde su selección rigurosa hasta la pubertad cuando vuelve a su condición terrenal, los turistas pueden verla aparecer en una de las ventanas pero está prohibido filmarla o sacarle fotos.

Diosa viviente (Kumari : Virgen)

La foto anterior es parte de un video que puede verse en [1], en la actualidad se han moderado un poco las durísimas condiciones de vida de estas niñas alejadas de sus familias.

 

Templo de los monos durante nuestra visita

El llamado “Templo de los Monos”, es un complejo budistas construido en una colina y con muchos edificios, hay una variada arboleda y los monos que abundan por todas partes son poco amigables, son nerviosos e hiperactivos, es difícil sacarles una foto de cerca porque nunca están quietos, notamos que no miran a los ojos.

Ruedas de plegaria

Estas ruedas llamadas de plegaria están en todos los países donde se practica el budismo, son cilindros metálicos que se hacen girar en el sentido de las agujas del reloj y equivale a recitar el mantra que tienen escrito, en la foto anterior estas ruedas están alrededor de un gran edificio y deberían hacerse girar todas. En los cilindros está escrito un “mantra” transliterado del sánscrito diría: ”Om mani padme hum” con un profundo significado pero muy extenso para explicarlo aquí.

Templo de los monos después del terremoto


Vista aérea donde pueden verse los derrumbes en algunos edificios a causa del terremoto.

Plaza Durbar de Patan

Esta es la 2º plaza Durbar visitada, la más antigua y llamada “Ciudad de las Finas Artes”, parte de estos edificios son del siglo XVI pero su historia se remonta siglo VI.

Interior edificio en Patan

En el interior de estos templos hay una indescriptible riqueza de estatuas, deidades, dragones y una infinidad de elementos litúrgicos de la religión hinduista que es imposible detenerse a observarlos a todos.

Campos camino a Bhaktapur

Hay un cierto smog en la zona por la existencia de una cantidad de hornos de ladrillos distribuidos a lo largo del camino a Bhaktapur.

Plaza Durbar de Baktapur

En esta pintoresca cuidad, la tercera y última plaza Durbar visitada, hay comercios que venden toda clase de recuerdos, hermosas pinturas, entre otros paisajes del Himalaya y hasta los puñales que usan los gurkas, un ejército mercenario que luchó para Inglaterra en la guerra de Malvinas.

Vista parcial de un óleo del Himalaya comprado en Baktapur

En este cuadro, cuyo original es mucho más ancho, se ven los “yak” una especie de toros muy lanudos, utilizados para carga en todos los Himalayas ya que pueden escalar montañas hasta los 6.000 metros de altura.

 

Terrazas para cultivar en un relieve de colinas

 
Templo hinduista de Pashupatinath


El templo hinduista de Pashupatinath, está del otro lado del río Bagmati  (foto anterior), no lo muestro [2] por respeto a los lectores del blog ya que son escenas dantescas donde queman los cuerpos de los muertos sobre piras de leña a la vista de todo el mundo, en esa parte están los deudos de los difuntos y no sería apropiado acercarse a filmar o sacar fotos. No obstante si observamos con atención la foto anterior,  veremos a la izquierda, cerca de un puente de madera un cuerpo envuelto en tela que tiene los pies dentro del agua, esto es una ceremonia de purificación que dura algunas horas y es previa a la cremación. A la derecha se  ven algunos de los 26 pequeños templos dedicados al dios Shiva que según el guía, fueron construidos en memoria de las mujeres asesinadas después del fallecimiento de sus esposos, ya que en la religión hinduista la viuda debía acompañar al muerto en su próxima vida. Esta tradición fue eliminada en tiempos no muy lejanos.

 
 Vista alineada de los templos con un “Lingam” en cada uno.


Lingam es una representación simbólica del dios Shiva, el centro del lingam representa un falo dentro de un ioni (vulva), no es de extrañar esta simbología sexual en todo lo relacionado al hinduismo.

Acompañado por sadhus

Con esta última foto me despido del periplo por países de religiones dhármicas, contemplando varias cremaciones simultáneas del otro lado del río junto a dos “sadhus” que son una especie de monjes ascetas que han renunciado a todo lo terrenal y solo aspiran a obtener la iluminación y salvarse de karmas anteriores. Los colores que tienen en sus frentes representan tres aspectos de Shiva para destruir las tres impurezas: el egoísmo, el deseo y el maya.

Según Wikipedia: “.. en el hinduismo se suele considerar que la realidad o todo el universo de cosas fenoménicas y que aparecen como existentes son ilusorias, es decir, hacen el tejido de la maya y que, por ejemplo, los seres humanos solemos tener karma al quedar, muchas veces gozosamente, atrapados en la maya”.

  



martes, 30 de agosto de 2016

118 - India (3ª parte)

Agra

Entre Jaipur y Agra, nos detuvimos en Abhaneri, donde está el pozo abierto más grande del mundo, sirve para almacenar agua de lluvia y fue construido en el año 800 d. C.




Templo Chand Baori en el lado izquierda del pozo

El noroeste de India es una región árida y solo tiene lluvias en la época de los monzones que son vientos del océano Índico húmedos que llegan del suroeste en verano, la India que todavía tiene un 70% de población rural depende de los monzones para su producción agrícola, son muy variables en tiempo de llegada, duración y cantidad de precipitaciones.



Ciudad de Fatehpur Sikri (Clic ampliar)

A unos 35 km antes de llegar a Agra visitamos esta hermosa ciudad abandonada, fundada por Akbar en el siglo XVI y abandonada 17 años después posiblemente por falta de agua. Es una de las tantas muestras del esplendor arquitectónico del Imperio Mogol (siglo XVI al XIX), no confundir con el Imperio Mongol que dominó casi todo Asia desde el siglo XIII al XIV.

El Taj Mahal (Clic ampliar)

Al día siguiente de nuestra llegada a Agra visitamos el  imponente Taj Mahal, la impresión que produce esta joya de la arquitectura es superior a cualquier otra que hayamos visto jamás, esa blancura, esa pureza de líneas, el estar enmarcado solo por el cielo azul y no por otros edificios hace única esta experiencia que muestra lo sublime de la creatividad humana. Ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad y una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno, muchos turistas llegan a India con el propósito de sacarse una foto con este fondo, nosotros no quisimos ser menos.  Este edificio de inspiración romántica fue construido por Sha Jahan para su amada esposa muerta al tener su 14º hijo, tiene elementos de las arquitecturas islámica, persa, india y turca, es en realidad un complejo de edificios del que éste es el mausoleo, pero están lo suficientemente alejados para que realce su mágico esplendor. Trabajaron para construirlo unas 20.000 personas durante 20 años.

Vista en el interior del Taj Mahal

Obsérvense las incrustaciones en piedra dura en mármol decorando las paredes interiores del edificio, posteriormente visitamos un taller de incrustaciones donde artesanos con infinita paciencia van desgastando laminitas muy finas de piedras de colores que luego incrustan en cavidades idénticas hechas en el mármol.


Artesanos de Agra incrustando piedra dura en mármol


Un breve repaso nos permitirá saber por que hay tantas mezquitas y arquitectura islámica en esta parte de India: bajo Gengis Kan (siglo XII), se creó el imperio contiguo más grande de la historia, el imperio Mongol, procedente de lo que hoy es Mongolia, llegaron hacia el oeste a las puertas de Europa, a lo que hoy es Turquía e Irán y hacia el este hasta el océano Pacífico. Cuando estaban establecidos en Persia (actual Irán), se convirtieron al islam, desarrollaron una cultura propia integrando elementos de toda Eurasia. De esta combinación de pueblos, culturas y religión surgen figuras como Babur, túrquico de gran cultura, fundador del Imperio Mogol (1526-1530) en la India, era descendiente de Tamerlán, comandante de Gengis Kan.  A principios del siglo XVI, Babur se lanza a la conquista de la India iniciando una época dorada donde él y sus descendientes construyen los grandes edificios que vamos recorriendo, se enriqueció la cultura, el arte y el comercio hasta la llegada de los ingleses que iniciaron una nueva etapa en la historia de India.

 Entrada al conjunto de palacios de Fuerte Rojo en Agra


El Fuerte rojo fue la capital del Imperio Mogol, en su interior hay una cantidad de edificios que corresponden a períodos de distintos emperadores.

Palacio del emperador Akbar 1570

 
Palacio Privado 1636

 
Una calle de Agra

Después de ver los magníficos edificios del siglo XVI, mostramos una calle céntrica de la ciudad de Agra, con sus tuk tuk, que son taxis verdes y amarillos con una sola rueda adelante en una concurrida ciudad de 1.5 millones de habitantes.

Varanasi

Al día siguiente volvimos a Nueva Delhi para tomar un avión a Varanasi, la experiencia que contaré ahora muestra el efecto de las creencias instaladas en la mente de los pueblos, quizás como un medio de dominación al principio, hace milenios, pero dado el carácter sagrado que le otorgaron a animales como las vacas o a  ríos como el Ganges, quedan en el inconsciente colectivo por siglos.



Vacas sagradas

Dicen los guías que hace mucho tiempo a las vacas las “declararon” sagradas para que no se las comieran, porque las hembras daban leche y los toros servían para arar la tierra en tiempos en que la supervivencia era muy dura, en términos modernos le dijeron a la gente que no se comieran el capital.

Pero las calles de la India y en especial en Varanasi, no solo están llenas de vacas, algunas bastante flacas, sino que también están llenas de basura y esto está relacionado con la idea de  que toda materia después de usada o secretada por el mismo cuerpo es una inmundicia que hay que sacarla de inmediato de la casa. Dentro de sus hogares los hindúes son muy limpios y se bañan o higienizan todos los días, el problema de la basura afuera, en las calles, es de preguntarse por qué no la saca la municipalidad, pero podemos rebuscar una justificación: si las vacas son sagradas y andan por todas partes dejando las tortas de sus deposiciones y buscando en la basura algo para comer, el problema es cultural y religioso de difícil solución y más todavía si los visitantes van en busca de estas singularidades para tener que contar al regreso.

Varanasi, camino a la escalinata Dasashvamedha sobre el río Ganges

En un país con una fuerte división social, no es de extrañar esta imagen de Varanasi por donde tiene que pasar todos los peregrinos y turistas para acercarse al río Ganges, las personas que se ven son de clases bajas o muy bajas, pero es justamente lo que buscan los turistas, ver el contraste que se produce en esta sociedad tan heterogénea.

Basura y un mendigo

Por esta angosta calle tiene que pasar todos para tomar las barcazas que los llevarán por el Ganges, también pasan en angarillas envueltos en mortajas, muertos de todas partes de la India.

Río Ganges en la escalinata” Dasashvamedha Ghat”

El paseo en botes por el río Ganges se hace apenas clarea el día viendo en las escalinatas gente haciendo meditación, bañándose o lavando ropa,  esta imagen muestra el lugar donde cada noche se hace una ceremonia de iniciación de sacerdotes.

Crematorios en Manikarnika Ghat sobre el río Ganges

La imagen corresponde a los crematorios, ubicados aguas arriba de la anterior, se creman unos 400 cadáveres por día y se necesitan 300 Kg de leña por cada cremación, de ahí las pilas enormes de madera. Por supuesto que no todos los cadáveres son de Varanasi, ocurre que según sus creencias en la reencarnación, quienes son cremados y arrojados al río sagrado no vuelven a reencarnar, pero cuando hace calor un cuerpo no aguanta 24 horas sin descomponerse, entonces los traen moribundos de lugares lejanos y apenas fallecen los creman.

 
Avenida de Varanasi

Amplia avenida que nos lleva a la Universidad Hindú de Varanasi, aquí todo es muy limpio y no hay vacas.

 Mulgandha  Kuti Vihara


En este parque, Buda dio su primer sermón, todo está muy limpio, se ve el recipiente para deshechos. Estas últimas fotos son para mostrar que India tiene distintas realidades y que la miseria y marginación están en ciertos lugares, donde hay ciertas clases sociales y ciertas religiones con sus normas de vida, pero hay otras diferentes y conviven todos pacíficamente.

Ceremonias en las orillas del Ganges

A la oración volvimos a las escalinatas “Dasaswamedh”, una de las muchas que hay a orillas del Ganges, para presenciar la ceremonia que se realiza todos los días a la misma hora y dura 45 minutos, donde 7 jóvenes sacerdotes de casta brahmán cada uno en un altar adornado con alfombras, flores y varios elementos litúrgicos como los candelabros que se ven en la foto, se paran frente al río para dar las gracias a la diosa “Ganga” como llaman ellos al río. Gran cantidad de peregrinos, turistas y hasta vacas se sientan cómodamente a ver una ceremonia mágica, sintiendo perfumes de incienso, oraciones y cánticos vedas. En el río, una cantidad de embarcaciones ven de frente a los sacerdotes, mientras centenares de ofrendas hechas con hojas y velas se dispersan flotando por el río.